Coeur


Dejar de tener miedo, ¿creen que es posible? Yo no, 2019 fue un año qué me confirmo con cada suceso, cada día, los 365 días del año, y; cómo durante 34 años de mi vida he estado conectada a él en forma de supervivencia de forma consciente la mayor parte del tiempo.

¿Por qué digo en forma de supervivencia? Porqué el neocórtex (cerebro), órgano qué te permite razonar las decisiones que tomas, tener la capacidad de organizarte, reflexionar y tener autoconciencia. Para mí siempre fue el culpable de paralizarme y hacer visible mis más grandes miedos; supongo que es porque el cerebro está preparado para sobrevivir, actuar en automático en vez de para ser Feliz.

En todos lados te dicen deja de tener miedo para que logres esto, hagas lo otro. Y entonces te preguntas ¿cómo en verdad le hacen para dejar de tener miedo? Nadie te lo sabe explicar.

Hecho contradictorio e inconsciente… amigas y amigos me preguntaban << ¿cómo le haces para qué aunque tengas miedo de hacer las cosas aun así las hagas?>> también me decían <<es que quisiera tener esa fortaleza para hacer lo que haces sin miedo>>. Jamás creí que tuvieran razón, siempre mi contestación era: “no creo no tener miedo, solo hago las cosas y ya, entre más lo pienso y razono menos actúo”. Y ahí venía a mi mente la frase <<el miedo paraliza>> y sin embargo; aunque lo hacía, lo decía, no lo veía. No comprendía como hacía que sucedieran las cosas.

Esa sensación que me movía, cada vez que tomaba una decisión la recuerdo perfecto; una presión en el pecho que era más fuerte que lo que opinaba el cerebro, evitando su participación, ese llamado a surgir a esa persona Valiente existente en mí, que todos veían menos Yo.

Este año comprendí cómo hacía que sucedieran las cosas, me permití ser vulnerable. Mi miedo más grande: darle luz a mi corazón, ese órgano culpable de llevarme a actuar y hacer esas cosas de las que dicen que al hacerlas “no tuve miedo”. El que siempre me ha permitido vivir y no solo sobrevivir, siempre presente siempre mi maestro de vida.

Hoy cada vez que tengo miedo le hago la siguiente pregunta a mi cerebro ¿qué pasaría si no tuvieras miedo? Y entonces mi corazón surge con el “Ajá moment” la “Eureka”.

Y así este texto sale a luz hoy con una presión en el pecho, después de haber sido paralizado por tanto años, por tantos miedos por el neocórtex. Para mí hoy el miedo solo es una separación ilusoria de estos dos órganos; mi remedio crear un puente de comunicación que les permita co-existir y crear en mí.

#mirror #fear #coeur #valiente #2019 #hat2020